15.6.09

Cigarettes

El hombre que amo ya no me conmueve.
La chica que me gusta se fue a la cama con la amiga de una de las mejores amigas de mi ex novia.
Y mayo que escondía el secreto de cómo quererte. Lo ponía en el cuartito de los objetos perdidos, en el cajón de más abajo.
Todo lo demás seguía igual. La Luna hacía lo suyo. Lo hacían los trenes llegando a destiempo a las estaciones. Lo hacían las plantas de los patios. Lo hacían las madres habilidosas bordando las bufandas para junio-julio. Chocaban los autos chocadores. Los ídolos seguían defraudando a sus admiradores. Y Borges que nunca dejaba de ser Borges.
Y vos detrás de la cámara.
Y yo que no soy quien saca la foto.
Tantos días (o años) tenían que pasar para enterarme, descubrir, vislumbrar, entender y aprender que Mayo, crápula atrevido, nos había tendido la trampa desde entonces...