18.6.09

Las paredes están cansadas

un xilofón de colores
que no deja de sonar
r.e.p.e.t.i.t.i.v.a.m.e.n.t.e
reportando lo poco que te importa
caminar conmigo
de la mano
,
un laberinto de discoteca
que encuentra la salida
en tus polleras gris rojizo
y se parte
con tu ímpetu glacial
,
un vaso roto
que sirve el licor de poesía
que te inventé una noche
y que supieste vomitar
aquella madrugada
con tu espalda
,
una foto de las dos
que nunca saqué
colgada en el espacio
vacío de mi pared
que ya se
d
e
r
r
u
m
b
ó
.