19.1.09

Nociva ironía

Le dije que no vuelva a devolverme ese rostro repleto de sonrisas porque eran demasiado para mi espíritu
Le escupí veinte odios para que quiera escaparse
Le canté dos verdades para que prefiera la mentira
Le imploré que no se desnude para que yo le crea
Le rogué que se aleje para poder acercarme
Le grité rojo y él se vistió de blanco
Le mojé los dedos y él me secó la lengua
Le cerré las manos para que no me pida nada
Le abrí los ojos para que no me busque
Le serví mi cuerpo mientras él calentaba el café
Le acepté los veranos esperando el invierno
Le guardé un poema a cambio de sus regalos
Le dibujé una luna a cambio de sus balcones
Le toqué el ombligo para expresar mis deseos
Le escapé en cada mediodía para no perder la fuga
Le tomé sus licores para embriagarme de otra vida
Le di mi boca para que quiera callarse
Le cerré la ventana para que quiera saltar
Le olvidé nombrarle mi nombre para que no nos recordemos
Le suspiré que lo extraño
pero ya no me escuchó...