11.5.09

un Mayo, un Domingo y un Desmayo

parecia mentira
que valiera la pena
mantenerme en mis membranas
un segundo mas

parecia lluvia
lo que masticaba su rostro
hecho de manzanas
verdes

parecia veneno
lo que escapaba
de sus labios
hacia mis ojos

parecia que mis manos
mezcla de sal y vino
le electrocutaban
los pasos

parecia Verdad
y lo era:
mis membranas y las suyas
ya no formaban la misma cosa...